La mirada en tiempos del cubrebocas

Actualizado: 19 ene



El término cubrebocas ya no refiere a alguien que pretende no contagiar, sino más a un hábito de la sociedad, llevarlo puesto incluso cuando camina y realiza actividades al aire libre. Es que, debido a la pandemia de covid-19, que llegó para azotar al mundo en su totalidad, el cubrebocas se convirtió en un elemento esencial, obligatorio y frecuente para personas de todas las edades. En este sentido, la mirada ha adquirido un gran protagonismo ya que, el hecho de tener cubierta la boca, la nariz y parte de los cachetes, la convierte en lo más llamativo. También, en lo único que se puede modificar con el maquillaje y las pinturas. Concretamente, las consecuencias de la pandemia y el uso obligatorio del tapabocas afectaron a todo lo vinculado con el mundo de la cosmética; con gran parte del rostro que ya no se exhibe públicamente, ¿Qué hacer con las pestañas, las cejas y cómo generar miradas de impacto?


Las miradas de impacto, el gran objetivo.


Encontrar la respuesta a la última pregunta consta del gran objetivo por parte de cientos de miles de personas. Se trata de una pequeña parte del rostro que, por defecto, resulta la más importante no solo por su función, sino también para lograr una esencia distinta. Además, el contacto visual es un aspecto muy importante en la comunicación dado que genera una sensación de intimidad y hasta puede manifestarse como una señal de honestidad. A su vez, expresa el estado de ánimo, si un hecho o acción agradó, o no, a la persona y transmite diferentes sensaciones. Así, este momento que nos obliga a utilizar el tapabocas de manera permanente sirve para experimentar y aplicarte cosas nuevas; es decir, colores vibrantes, tonalidades modernas, texturas inusuales y hasta cambiar de máscara de pestañas con el fin de evaluar cómo luces mejor.


Estas estrategias se resumen en las cuatro siguientes:


1)Iluminar.


Si el objetivo es resaltar la mirada y que se refleje aún más con la luz, el corrector alrededor de los ojos es lo más adecuado. Esto último contiene distintas fórmulas de utilización o variantes; la ligera es muy recomendable ya que proporciona un buen efecto, marca un antes y un después positivo y no perjudica a la piel. Cabe destacar que el corrector requiere de dos puntos en la esquina inferior del ojo y de una pasada suave y -al mismo tiempo- firme en la parte de las ojeras. Luego, puedes complementarlo con un iluminador en la zona del lagrimal y te verás muy distinta tanto al mirarte en el espejo como frente a los demás.


2) Definir.


Es posiblemente el método más sencillo y efectivo para destacar la mirada, hay quienes prefieren utilizar un delineador líquido y otros que la sombra oscura de ojos les resulta más adecuada. No obstante, depende principalmente de la terminación final que se desee y si habrá, o no, una brocha pequeña y angular, entre otros factores. Lo cierto es que, cualquiera sea la opción que elijas, si pretendes conseguir una mayor intensidad es necesario delinear la línea de agua en los párpados con un lápiz delineador. Con este puedes probar diferentes maneras de aplicación hasta obtener el mejor resultado. y angular, entre otros factores.


3) Rizar y alargar.


Las pestañas bien hechas requieren de un rizador. Si eres más experta en el tema, evidenciarás una mayor efectividad y larga duración, lo que redundará en un claro beneficio.


4) Experimentar.


Este término refiere a la utilización de todo lo que pueda servir a tus ojos, pestañas, cejas y mirada; es decir, pinturas, brillos, combinaciones y elementos como los mencionados anteriormente. ¿Por qué? Pues, la industria de la cosmética es tan exitosa y ostenta una gran cantidad de ventas, lo que da lugar a decenas de variantes que resulten menos o más adecuadas según las necesidades y preferencias de cada persona. En este contexto, tienes para elegir diversas paletas de sombras para ojos, colores, texturas, acabados, polvos, sombras, etc. Cada uno con sus respectivas combinaciones proporciona looks que podrían resultarte ideales para lograr miradas de impacto. El mejor consejo es que tengas paciencia y pruebes todas las opciones disponibles. Consulta con expertos, pero nunca creas en que lo que para una mujer es perfecto lo será también para ti. Cada persona es diferente y, por lo tanto, cambia su modo de lucir, de mirar a alguien y hasta de esencia. La pandemia y el uso de cubrebocas obligó a muchas personas y sectores a reinventarse y la cosmética no es la excepción. ¡Experimenta y seguro encontrarás lo más adecuado para ti!